Traducenos!

boton twitter

sábado, 27 de julio de 2013

YA SE PUEDE SER INVISIBLE

Ser invisible ha sido hasta ahora una fantasía. En la Universidad de Saint Andrews han desarrollado un material, el Metaflex, que puede hacerlo real. Parecía que esto no iba a ser posible nunca. No obstante los últimos avances en el campo de los nuevos materiales cada día sorprenden más.


El Metaflex consta de unas membranas flexibles de meta-material, creadas gracias al empleo de una nueva técnica que ha permitido liberar los meta-átomos de la superficie dura sobre la que fueron construidos. De esta manera, el Metaflex puede operar en longitudes de onda de unos 620 nanómetros dentro de la región de la luz visible.
La unión de estas membranas podría producir un "tejido inteligente", que sería el primer paso para fabrica una capa o cualquier otra prenda para "hacer desaparecer" a la persona que la porte.
La invisibilidad es un nuevo territorio en el que se ha adentrado la investigación científica. El Metaflex puede ser el material que lo haga posible. Pero no es solo esta la aportación que puede hacer en el campo de la ciencia; sus posibilidades van más allá.Científicos británicos han señalado en que es en la ciencia óptica donde se abre un campo más extenso para la aplicación de este material.

En el pasado ya se han estudiado metamateriales que canalizaban la luz y convertían objetos en invisibles, pero solo ocurría en largas longitudes de onda.

Lo que diferencia al Metaflex del resto de materiales es que mientras cualquier objeto o material refleja la luz, el Metaflex lo que hace es curvarla, es decir, cuando la luz incide sobre este material, la luz lo rodea. Por tanto cualquier objeto que se encuentre detrás del Metaflex estará en las mismas condiciones.
La importancia del Metaflex está en su capacidad para modificar el comportamiento de la luz.


Entre los autores de la investigación, destacan Ruopeng Liu, que desarrolló el algoritmo, Chunlin Li y David R. Smith. Una vez desarrollado el algoritmo, el novedoso dispositivo de invisibilidad fue completado, desde su concepción hasta su fabricación, en sólo nueve días, en lugar de los cuatro meses requeridos para crear el más rudimentario aparato original. Este nuevo y poderoso algoritmo hará posible el diseño a la medida de metamateriales únicos con características invisibilizadoras específicas.
"La diferencia entre el dispositivo original y el último modelo es como la existente entre el día y la noche", subraya Smith. El nuevo dispositivo puede ocultar objetos en un espectro mucho más amplio de longitudes de onda, y el diseño base puede adaptarse para casi cualquier longitud de onda, siendo mucho más fácil de usar para la luz visible e infrarroja, que siguiendo los planteamientos teóricos previos de diseño.



El desarrollo de la nanotecnología en los próximos años va a ser fundamental para poder llegar a la situación en que alguien pueda transformarse en un ser invisible. La óptica o la industria militar pueden ser algunos de los sectores que se vean favorecidos por el desarrollo de este nuevo material.

Según el investigador de la Universidad de St. Andrews Uf Leonhardt, matemáticamente es imposible para un material evadir completamente la luz, lo cual impide que sea invisible totalmente. El reto que tienen los científicos es reducir estas cantidades de luz al mínimo posible.



Soldados estadounidenses en Irak con metaflex

Estos soldados occidentales “invisibles” grabados por un cámara durante la guerra de IRAQ es un ejemplo de ello.


Otro ejemplo de este material




SOUTH WOLF ARGENTINA